FONSI NIETO: “No me gustaría que mi hijo fuera piloto”

465

 

Fonsi Nieto tuvo que dejar el Mundial de motociclismo por una grave lesión, pero su carrera de DJ va sobre ruedas. Tras colaborar con Shakira, Alaska y ser telonero de Lenny Kravitz, DJ Fonsi acaba de lanzar su tercer trabajo, “Wild and free”, con David Ros de “La Voz”.

Texto: Román Bellver (twitter: @Romanbellver)
Fotos: Fonsi Nieto

Háblanos de tu último single, “Wild and free”…
Estoy contento porque está funcionando incluso mejor de lo que esperaba. Primero saqué el tema “I’ll be there” con Xuso Jones, luego un trabajo con Alaska, y éste es el tercer trabajo con David Ros del programa La Voz. Me había quedado prendado con su voz en el concurso, y era el estilo que quería.

¿Escuchas lo mismo que pinchas?
Aunque también escucho mucha música electrónica, me gustan muchos tipos de música. Con decirte que mi grupo preferido es AC/DC… También escucho bastante música española, porque es de mucha calidad.

¿Cómo fue el proceso de reconversión a DJ?
Empecé a pinchar con catorce años en el garaje de mis padres, como casi todos lo que empezaron en esto, pero se me conoce más por el mundo de la moto. Cuando era piloto, seguía pinchando en mis ratos libres con mis vinilos. Mi accidente lo aceleró todo. Coincidí con DJ Nano en un avión regresando de Estados Unidos, y me incitó a hacerlo más profesionalmente.

Hablas de pinchar vinilos, pero se ve que ahora todo está digitalizado…
Puedo asegurarte que pinchar con vinilos es la forma más divertida de ser DJ y la preferida por todos los que llevamos muchos años pinchando. Se ha perdido porque ya casi nadie edita discos en vinilo… Por desgracia, se está muriendo el formato físico ante la diversidad de oferta digital: iTunes, Spotify, Youtube, Beatport…

“La gente todavía sigue diciendo que estaba ahí por mi tío. Pero cuando el semáforo se pone en verde, nadie te puede ayudar”

¿Te costó superar psicológicamente tu grave accidente?
Fue un accidente muy duro, en el que estuve a punto de morir y de ser amputado de una pierna. Todo se fue al traste en unas décima de segundos. Lo pasé muy mal porque me pasó de todo en Estados Unidos: me administraron valium y eso provocó una parada cardiorespiratoria por errores médicos… Pero al final, esas cosas te hacen más fuerte.

¿Es mejorable la seguridad de los pilotos?
Dorna está haciendo un grandísimo trabajo. La comisión de expilotos y de gente de seguridad lo está haciendo fenomenal, trabajando codo con codo con los fabricantes de monos y cascos, además de adoptar muchas medidas de seguridad. Mejorar la seguridad es prácticamente imposible, porque al final son carreras de motos que van a 350 kilómetros por hora.

Fonsi-2

Pese a tu subcampeonato de 250 cc en 2002, tuviste muchos altibajos: ¿Pesa llevar a cuestas el apellido del vencedor de 13 títulos mundiales?
Sí, porque la crítica en este país es muy fácil. Siempre estaba en el ojo de huracán, al mínimo fallo me criticaban el doble por ser sobrino de Angel Nieto. La gente todavía sigue diciendo que estaba ahí por mi tío. Pero cuando el semáforo se pone en verde, tu tío no te puede ayudar desde su puesto de comentarista. En el motociclismo, al igual que en el tenis, el golf o cualquier deportivo individual, es así. En el fútbol juegan once y un equipo puede ganar pese a que un jugador tenga un día malo.

¿Tienes “mono” de moto?
La verdad es que no, porque el día que lo dejé decidí no montar más, porque el pie tampoco me lo permite. Me gusta verlas en la tele pero no tengo mono. Además, a mí me gusta competir al alto nivel. Doy un paseo con la moto, pero no es lo que me llena. Tenía claro que quería dedicarme a ser DJ, y alejarme del motocliclismo por un tiempo. Pero sí es verdad que me gustaría en un futuro hacer algo relacionado con el mundo de motor, ayudando a chavales en sus inicios.

Por ahora estás en pole position encadenando colaboraciones muy especiales…
Esta semana sale una remezcla oficial que hice para Bruno Mars, que será un punto muy importante en mi carrera. También recuerdo con mucho cariño mi colaboración con Shakira, que posteriormente me llevó a pinchar con ella en el Vicente Calderón, o haber sido telonero de toda la gira de Lenny Kravitz. Fue una pasada.

¿Sigues algún deporte como aficionado?
Todos. Me encanta el deporte. Obviamente veo motos y fórmula uno, pero también fútbol, tenis o baloncesto.

¿De qué equipo eres?
Soy del Real Madrid, pero tampoco en plan “forofo”. Me emociono mucho más con la Selección Española.

¿Cómo reaccionarías si tu hijo te dijera que quiere ser piloto?
No lo llevaría bien. Como ocurrió con Simoncelli, hemos perdido a muchos compañeros en el camino. La lista de lesiones graves también es muy larga. Pero bueno, eso lo decidirá él, no yo. Si veo que pone las ganas y la pasión que le puse yo de pequeño, no me quedará más remedio que ayudarle.