PACO LLORET: “El público de Mestalla no es injusto ni impaciente. Es un tópico usado por quienes no conocen al Valencia”

809

 

¿Sabían que Mestalla es el estadio más antiguo de Primera y el único en haber acogido todas las competiciones? Paco Lloret cuenta cómo vivió el fútbol el coliseo valencianista en su libro “90 aniversario. Mestalla, momentos mágicos”. Encuentro con el mítico periodista deportivo valenciano y valencianista.

¿Cómo fue su primera vez en Mestalla?
Mi padre me llevó, fue un impacto tremendo y una experiencia inolvidable… Hoy en día puedes hacerte una idea aproximada por la televisión, pero ir a un campo de fútbol en los años 60 suponía descubrir un universo maravilloso. Me quedé muy impresionado. Además, era un partido con luz artificial, y todo te parece más grande de lo que es. Me produjo un impacto del que posiblemente aún no me he recuperado (risas). Fue muy especial ver mi primer partido con luz artificial, aunque sin ella el magnetismo del campo se mantiene.

¿Cuál es su mejor recuerdo en Mestalla?
Varios. Recuerdo la temporada que el Valencia gana la Liga con Di Stefano en el banquillo. Estaba estudiando primero de bachiller y tengo esos partidos muy metidos dentro, sobre todo el de una victoria con gol de Forment en el minuto 92 frente al Celta. También las famosas remontadas al FC Barcelona en la Copa del 79 y al Real Madrid en 1992. Tampoco puedo olvidar la primera Liga de Rafa Benitez, que tuvo momentos muy épicos.

¿Por qué dejó de llamarse Luis Casanova para volver al nombre de Mestalla?
La denominación de Mestalla siempre se mantuvo en la jerga de la afición, lo de estadio Luis Casanova era muy oficialista. Al final los propios medios de comunicación utilizábamos el nombre clásico. Además, Luis Casanova nunca fue partidario de que el campo llevara su nombre, por lo que sus hijos decidieron pedir que se recuperara la denominación de Mestalla. Incluso el propio Luis Casanova ya había dado el primer paso al realizar esa petición por carta.

“Se ningunea al Valencia porque la sociedad valenciana es muy sumisa y permisiva con el poder central”

¿Fue Luis Casanova el mejor presidente de la historia del Valencia?
Es el presidente que más tiempo estuvo en el cargo y el de los primeros títulos, pero yo no lo conocí. Sin duda, es el presidente por antonomasia, el más histórico. A partir de ahí, el fútbol es otro mundo y no tiene nada que ver con esa época. Es el más recordado, seguido por Arturo Tuzón, por las circunstancias en las que se desenvolvió su mandato.

¿Es cierto que Mestalla es el único campo de España que acogió todas las competiciones existentes?
Exactamente. Al Santiago Bernabeú le faltó la Copa de Ferias así como la Supercopa de Europa, y a San Mamés sólo esta última competición. El Camp Nou, por su parte, no vio ni el campeonato regional, que era la competición nacional antes de que se creara la Liga en 1929, ni la Europa League.

También es el estadio más antiguo de primera división, resulta curioso que esos datos pasen desapercibidos a nivel nacional…
Desgraciadamente, no me sorprende. El problema es que la sociedad valenciana permite esas cosas al ser muy sumisa y permisiva con el poder central.

La ubicación del actual Mestalla es casi única. ¿Es inevitable que los estadios se vayan trasladando a la periferia?
Hace unos días, hablé con una persona que me aseguraba que la mejor solución ya no era reanudar las obras del futuro Mestalla, sino hacer un nuevo campo por fases sobre el actual. El emplazamiento actual, siendo dentro de la ciudad, no es una zona céntrica, por lo que es perfecto al no ser demasiado concurrido.

¿Pero sería técnicamente posible?
Totalmente. La persona que lo sugirió hace tiempo fue el exdirectivo Peris Frígola, en los años 90. Él se oponía a la reforma que hizo Paco Roig proponiendo una reforma por fases.

Desde fuera, se dice mucho que el público de Mestalla es muy impaciente y hasta desagradecido con jugadores y entrenadores. ¿Qué opina al respecto?
Es una leyenda negra con escaso fundamento. Lo único que delata esa teoría es que no conocen al Valencia porque no les importa demasiado. Si te fijas en el periodismo deportivo español, verás que el Valencia les trae sin cuidado, sobre todo en los últimos años. El banquillo del Valencia no es más complicado que el del Real Madrid, FC Barcelona o de cualquier otro equipo. Lo que pasa es que cuando tienen que despachar informativamente al Valencia lo hacen escudándose en esta serie de tópicos. Es muy triste pero es así, aunque hay excepciones.

Hay alguna imagen en su retina que no haya podido encontrar en ningún archivo fotográfico?
La del gol más rápido, unos 9 segundos, marcado por Lobo Diarte al Elche en la temporada 77-78. Pero no es la única imagen que echo en falta. Hay algunos goles de Kempes que me hubiera gustado tener, el problema es que parte del archivo histórico del Valencia está ahora mismo bloqueado y todavía falta tiempo para poder acceder a él. También recuerdo goles de Waldo en los años 60, uno de los grandes goleadores de la historia del club. Fue pichichi en 1967 con 24 goles en una Liga de 30 jornadas, un promedio altísimo. Echo en falta esas imágenes tanto en fotografía como en película, aunque soy consciente que esto último es todavía más difícil.

“La afición del Valencia es muy apasionada y hedonista, pero también muy fiel”

Mestalla habrá cambiado mucho desde lo conoció. ¿Qué echa más de menos?
A pesar de todo no ha cambiado demasiado. La tribuna está exactamente igual que cuando fui por primera vez, al igual que el aspecto de la fachada principal. Sólo han cambiado las dependencias, los accesos, desapareció la vieja grada de cemento… Luego, cuando se hizo la reforma del 97 es cuando el campo cambió su aspecto original.

El ambiente sí ha cambiado. Muchos recordamos las tracas para celebrar los goles…
Lo que ha cambiado es el fútbol. En el libro intento demostrar que el fútbol es una caja de resonancia donde se reflejan los usos sociales. Antes el fútbol era más popular, no había muchas alternativas de ocio, la gente se vestía y se comportaba de otra manera… Recuerdo que en los grandes partidos tenías que llegar con mucha antelación al estadio para poder acceder a tu sitio debido a las grandes aglomeraciones. Podías consumir alcohol dentro del campo, la gente llevaba almohadillas y las tiraba al final del partido para mostrar su disconformidad. También el equipo visitante saltaba primero al campo, la liturgia se ha ido modificando.

Tenía su puntito que el visitante saltara antes al campo…
Cuando venían el FC Barcelona y sobre todo el Real Madrid, la bronca era tremenda. El recibimiento al Valencia era apoteósico con las tracas. El público valenciano es muy vehemente, pero también hay que valorar su entrega. Cuando el equipo bajó a Segunda, la afición se volcó, lo levantó y lo llevó de nuevo a Primera. Hay una alianza incuestionable. Sí que había una atmósfera muy apoteósica, con un recibimiento muy caliente.

Un público caliente, pero nunca violento…
Para nada. La gente en Valencia siempre ha sido muy apasionada, pero sin violencia alguna. Ultimamente se está más a la expectativa, si el equipo da, la gente da. Cuando pita no es tanto porque se enfada sino porque le gustaría que las cosas fueran de otra manera. Es un concepto de hedonismo muy mediterráneo: “Quiero que me hagáis disfrutar, no que me hagáis sufrir”.

Ha sido abuelo hace poco, pero si salen bien las obras del nuevo Mestalla su nieta no tendrá recuerdos del actual estadio. ¿Qué le contará?
De momento le he dedicado el libro, además Vega nació el día que Mestalla cumplía 90 años, una gran coincidencia. Le contaré que Mestalla tenía un eco y una sonoridad que desbordaban pasión. Era un campo muy caliente, con una acústica muy impactante. Eso los rivales lo saben y lo han destacado siempre, hablan de que notan una música muy intensa.

¿Cómo se animó a hacer el libro?
Hace años, hice un libro sobre la historia del campo. Busqué sobre todo hacer algo diferente. Intenté contar la historia de Mestalla, pero desde un punto de vista de relato literario y de vivencia personal. Aquí se trata de entender las claves de cómo vive y ha vivido el fútbol Mestalla, como lo ha gozado. Mi reto ha sido desmarcarme de lo que se espera de un libro de esas características.

Texto: Román Bellver (twitter: @Romanbellver)
Fotos: Valencia CF (Lázaro de la Peña)